TINDER: BORRAR CUENTA

image

Miércoles 13 de abril, se acaba mi era Tinder.
Mi perfil ya está borrado. Se tenía que hacer… ésto no podía seguir hasta el infinito y el más allá.

Tres meses y medio de locuras, diversión, buenos y malos momentos.
No me arrepiento de esta elección, de haber podido conectar en lo bueno y en lo malo con personas… con algunos espero seguir en contacto (dentro de nada vuelve el #2, por fin un poco de buen humor), de otros ni me interesa… pero… sigue doliéndome sólo el #13.Estos relatos no son serios y tampoco pretendían ser serios ni denigrar a nadie.
Tinder empezó como un juego, ya lo dije. No suelo salir mucho, mi última relación me llevaba todos los findes (o casi) fuera de España y prácticamente de Palma conozco muy poco… no sé ligar, ésto es un hecho evidente y creo que soy más fría que la princesa de Frozen.
No sé relajarme. No conozco “el déjate llevar”, esa aparente tranquilidad devasta mi alma. No puedo no parar de pensar en el mañana, no puedo parar de organizar. Puede ser que esto sigue siendo mi gran fallo. Soy una mala pieza de un motor que tarda en arrancar bien. No encajo en este mecanismo del dating. No sé frenar mi emociones, ni mi rabia y tampoco mi felicidad.

Soy un libro que dejaron abierto y que nadie quiere leer. Páginas destrozadas y con hojas que faltan… me encuentro terriblemente sola y a veces no sé si me he creado todo esto o si simplemente no voy bien.
Hay esta angustia que no me deja respirar bien, sigo teniendo algo que me bloquea, sigo pensando en lo que desde el primer momento he considerado el hombre de mi vida. Me puse en Tinder porque quería olvidarle un poco… pero la verdad es que no lo logré. De vez en cuando sigo llorando por él, pienso en nosotros y en los buenos recuerdos.
Ha sido mi mejor amigo antes de todo… ha sido uno de los pocos que ha querido leer este libro, que supo aceptarme tal como soy… es verdad, luego no quiso seguir, es verdad luego se acabó el amor pero me amó. Alguien me amó con locura, alguien amó esa locura. Y perder todo esto duele. Te consume hasta los huesos, se comió mi alma…
Tinder ha sido en este caso un experimento sin buen fin porque ese dolor sigue por aquí. Sigo esperándole… no podría ser lo contrario por lo que viví en estos meses jejeje.
Pero espero que Tinder me dio unos amigos de más… de esto si que necesito.
¿Y el #13? El #13 duele, despertó más mi dolor… en parte ha sido mi culpa… no debería escribir ciertas cosas…podía haberlo hecho de otra forma… escribí sin pensar. Me imagedesahogué porque de esto se trataba. No tomar nada en serio de estos meses de “chica Tinder” y reírse un poco, no de las personas sino de las situaciones. No intentar hacer un drama y dejar pasar un mal momento.
El hecho está en que me he creado otro mal momento… confieso que el #13 me gustaba de verdad. He tenido un buen flechazo, volví niña y como tal me porté de niña. Cometí mi error… y por desgracia después de comerme todos los insultos posibles, de disculparme… parece que no hay marcha atrás. Y esto lo creé yo. No me queda más remedio que recoger mi pedazos de corazón y empezar de nuevo desde cero y solita.

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...